#Cuba: ONU se pronuncia en favor de defensor de derechos Humanos

Alerta Urgente: En riesgo el defensor Moisés Leonardo Rodríguez Valdés

Cubalex condena los actos de acoso y represalias que emprendieron las autoridades cubanas contra el defensor de derechos humanos, Moisés Leonardo Rodríguez Valdés, coordinador del movimiento Corriente Martiana

Aproximadamente a las 9:20 am de hoy, las Autoridades de la Seguridad del Estado allanaron la vivienda de Realizaron un minucioso registro de alrededor en medio de un operativo, para el cual rodearon todo el inmueble.

Rodríguez Valdés de71 años, se encuentra detenido en un calabozo de la estación de policía de artemisa. Varios oficiales participaron, pero solo uno estaba uniformado, el resto vestidos de civil fueron dirigidos por el Primer Teniente que se hizo llamar Javier. Fue interrogado.

Moisés Leonardo se colocó en estado de inanición. Tiene cáncer de próstata con metástasis e hipertensión. Las autoridades alegaron que lo mantendrán detenido al menos 24 horas. Agregaron que, si sus padecimientos no son impedimentos para viajar al exterior, tampoco lo son para estar detenido. Afirmaron que no cederían ante su posición de no ingerir alimentos

A pesar de que la esposa es la propietaria del inmueble, las autoridades no le presentaron ninguna orden de registro ni le entregaron copia del acta con la descripción de los bienes ocupados. Tal comportamiento impide el acceso a recursos legales para denunciar esta acción.

Las autoridades lo acusan de clandestinidad de impreso. Ocuparon una laptop, una impresora, teléfono celular, memorias, pizarra blanca documentos de su organización una torre de computadora en desuso.

Estas incautaciones representan un duro golpe en los recursos que dispone la organización, a consecuencia de lo cual se reducen o paralizan sus actividades o se les priva de acceder a información y mantener comunicación, especialmente con el exterior. En cualquier caso, su objetivo es la desarticulación de estos grupos.

En el 2016 y 201 al menos 173 activistas reportaron 188 allanamientos. El 66% de esta acción se produjo durante el último año, en el que los actos de hostigamiento se redujeron en un 50%. Al menos un 41.32% de los defensores que reportaron actos de hostigamiento en el 2016, no lo hicieron en el 2017.

También es una forma de eliminar la evidencia de violaciones de derechos humanos que afecta la documentación y presentación de denuncia internacional. Es un medio para invadir la vida privada de los defensores y las organizaciones no registradas.

El decomiso de estos medios permite a las autoridades tener acceso a cuentas en redes sociales y correspondencia electrónica, y en consecuencia a información de la vida privada, familiar y de trabajo, de las personas defensoras que hacen pública, muchas veces manipuladas, o la utilizan en interrogatorios y como evidencia en procesos penales.

Rodríguez Valdés, dirige la Cátedra de Derechos Humanos “Profesores Ernesto Dihigo y Guy Pérez” centrada en la educación y sobre todo en el entrenamiento sobre como comunicar violaciones a Naciones Unidas. La oficina del Alto Comisionado para los Derechos humanos, de las ONU está al tanto de su situación

En septiembre de 2017, el Secretario General de las Naciones Unidas incluyó a Cuba entre los cinco países que intimidaban y reprimirán a personas defensoras por cooperar con las Naciones Unidas, sus representantes y mecanismos en el ámbito de los derechos humanos

No aceptes como válidas citaciones ilegales

Es obligatorio asistir a los llamados de la autoridad[1] siempre que se cumplan los requisitos y formalidades legales establecidas[2].

El primer requisito que debe cumplir una citación oficial es expresar el nombre y el cargo del Instructor, Fiscal o Tribunal que la disponga. En la práctica esta diligencia la utilizan los agentes de la seguridad del estado, pero no la hacen directamente, utilizan a los agentes de la policía y últimamente después de la reforma migratoria a los oficiales de inmigración, todos funcionarios del Ministerio del Interior.

Según la legislación, la policía cuando tiene conocimiento de un hecho delictivo comienza a practicar las diligencias indispensables[3]. La citación oficial es una de ellas. Sin embargo, según la propia ley estos funcionarios son agentes o auxiliares de la autoridad[4] y sólo pueden realizar la diligencia de entrega de la citación. Los policías pueden efectuar una detención[5]; pero no pueden citar a una persona.

El segundo requisito es consignar el nombre, apellidos y dirección de la persona citada comparecer ante la autoridad y el tercero es expresar concretamente el objetivo de la diligencia, se supone que sea declarar sobre hechos presuntamente delictivos. En la práctica, esto nunca se cumple.

Es común que agentes o auxiliares de la autoridad consignen en las citaciones que la persona debe comparecer “para una conversación”, “para definir su situación”, “para entrevista” y planteamientos análogos. Lo cual distorsiona el objeto de la citación, el cual debe reflejar más exactamente la relación citación-investigación–delito.

El cuarto requisito es que la citación debe indicar el lugar, día y hora en que deba concurrir el citado, ante la autoridad. También es práctica de los agentes o auxiliares de la autoridad citar y dejar esperando a la persona citada permanecer toda una jornada en espera de ser “entrevistado”.

El quinto requisito exigido por la ley es advertir a la persona citada de que, si no concurre sin justa causa, se le impondrá multa de cincuenta pesos, y si se tratare de segunda citación de que podrá ser acusado por el delito procedente.

Es frecuente que, con toda intención de coaccionar, los agentes de la autoridad amenacen a los defensores con imponerle multa de 500 pesos moneda nacional o procesarlos por un delito de Desobediencia[6], que prevé una sanción de 3 meses a 1 año o multa de 100 a 15000 pesos moneda nacional, al particular que desobedezca las decisiones de las autoridades o funcionarios públicos o las órdenes de los agentes o auxiliares de aquellos dictados en el ejercicio de su función.

Las citaciones oficiales que no cumplen con los cinco requisitos detallados anteriormente son nulas[7], pero si la persona citada muestra conformidad con la misma, esta surtirá todos sus efectos, como si se practicara según lo establecido en la ley.

La mayoría de los ciudadanos desconocen este particular. En la generalidad de los casos aceptan como válidas citaciones ilegales, lo cual debilita la concepción del Estado de Derecho, que exige a las instituciones estatales someterse, a la hora de ejercer el poder, a formas jurídicas preestablecidas por los representantes políticos de la sociedad (en Asamblea Nacional) y controladas por los tribunales.

En este caso la Ley de Procedimiento Penal ofrece impunidad a los órganos estatales ante sus propias acciones. Favorece además la arbitrariedad, de los que tiene la obligación de velar por el cumplimiento de la legalidad.

Las citaciones oficiales que no cumplen con los requisitos legales establecidos son las acciones arbitrarias más documentada por los activistas, que al aceptarlas se colocan en situación de riesgo e incrementan su vulnerabilidad.

Los agentes de la seguridad los someten a fuertes interrogatorios, con el empleo  de tratos crueles y degradantes, como el chantaje  y la amenaza con familiares, especialmente a las madres,  en busca de información sobre sus actividades . Se han reportado caso que fueron detenidos después de comparecer al llamado de las autoridades.

 

[1]Artículo 86 de la Ley de Procedimiento Penal.  El artículo 176 establece que los testigos se citan en la forma establecida en el artículo 86.

[2] La Ley de Procedimiento Penal es clara en este sentido, en su artículo 167 establece que todas las personas que residan en el territorio nacional, que no estén impedidas ni exceptuadas, tienen la obligación de concurrir al llamamiento de una autoridad competente para declarar como testigo sobre los hechos que se investiguen, siempre que sean citadas con las formalidades que la ley establece.

[3] Apartado 3 del Artículos 119 de la Ley de Procedimiento Penal

[4] Artículos del 111 al 115 de la Ley de Procedimiento Penal

[5] Artículo 243 de la Ley de Procedimiento Penal

[6] el artículo 147 del Código Penal define el concepto de desobediencia y la sanción a imponer

[7] El artículo 90 de la Ley de Procedimiento Penal dispone que: “son nulas las… citaciones…que se practiquen sin observar lo dispuesto en este título”.