Los riegos de defender los derechos humanos en Cuba

En los ciclos del Examen Periódico Universal (EPU), celebrados en 2009 y 2013, el Estado cubano rechazó 32 recomendaciones que lo exhortaban a poner fin a la represión contra las personas defensoras de derechos humanos y levantar las restricciones que impiden la libre expresión, opinión, asociación, reunión y manifestación pacífica.

Miembros del Consejo de Derechos Humanos le sugirieron asegurar a las mismas, un entorno seguro, libre e independiente, para realizar sus actividades, sin riesgo de acoso, intimidación, persecución o violencia.

Le recomendaron que se abstuviese de abusar de las disposiciones penales, para  reprimirlas y hostigarlas.  Además que adoptara todas las medidas necesarias, incluido un examen de su legislación, para asegurar que todos los casos de agresiones contra ellas, fuesen investigados por órganos independientes e imparciales.

El Estado cubano objetó estas recomendaciones, bajo el argumento de que eran incompatible con el ejercicio de su derecho a la libre determinación; porque las mismas ponían en práctica una política concebida por una superpotencia extranjera, con el objetivo de destruir su sistema político, económico, y social.

No obstante, el gobierno alega que en el país, los defensores de los derechos humanos son protegidos, en condiciones de igualdad y actúan con total libertad y sin restricción alguna que sea incompatible con los instrumentos internacionales de derechos humanos.

Agrega que estos son los millones de personas que en Cuba están agrupadas en miles de organizaciones, y que cuentan con todas las garantías para el ejercicio de sus derechos. No necesitan, protección distinta a la de cualquier persona con ciudadanía cubana. No son objeto de amenaza, no corren peligro, ni enfrentan la eventualidad de acto violatorio alguno por el desarrollo de sus actividades.

Cubalex sigue recomendaciones del EPU a Cuba

epu-cuba

Recientemente el Estado cubano fue electo miembro del Consejo de Derechos Humanos (CDH), un hecho que celebró en los medios oficiales de comunicación. Además  informó que se preparaba para elaborar el informe nacional al Tercer ciclo del Examen Periódico Universal (EPU).

El EPU es un mecanismo establecido por el CDH, al que se someten los 192 Estados de Naciones Unidas. Tiene como objetivo, revisar a través de un dialogo interestatal, el cumplimiento de las obligaciones internacionales asumidas en materia de derechos humanos. Se realiza cada 4 años y medios.

Hasta la fecha se han realizado dos ciclos. El tercero comienza en abril de 2017. Cuba fue examinada en 2009 y 2013. En noviembre de 2016 comenzó la consulta para elaborar el informe nacional que debe presentar al CDH en febrero de 2018.  Entre los meses de abril y mayo de ese mismo año, será examinada.

Cubalex acoge con beneplácito que el Estado cubano reitere su apoyo incondicional a este mecanismo. En ambos periodos recibió 381 recomendaciones formuladas al menos por 132 países. Aceptó y se comprometió a implementar el 76% de ellas. Tomó nota del 15% y rechazo el 8%.

No obstante lamenta, que el gobierno no invitara a las organizaciones no registradas, a participar en el proceso de consulta que se inició en noviembre de 2016, para la elaboración su informe nacional al Tercer Periodo del EPU.

En 2013 el gobierno se comprometió a adoptar medidas positivas para promover la participación efectiva de las organizaciones no gubernamentales y las instituciones de la sociedad civil en la adopción de legislación para promover los derechos humanos.

Cubalex tiene a bien recordarle al Estado su compromiso en continuar esforzándose para mantener un diálogo franco, recíproco y genuino en temas de derechos humanos, sobre la base del respeto a la dignidad.

Ese dialogo debe ser primeramente con los cubanos, especialmente con toda la sociedad civil. En ese sentido, le reiteramos nuestra disposición a dialogar y nuestro interés en colaborar en el seguimiento de las recomendaciones aceptadas.

Cuba, el EPU y la participación de la sociedad Civil

epu-cuba

El Estado cubano inició en este mes de noviembre consultas para elaborar el informe nacional al Tercer ciclo del Examen Periódico Universal (EPU). Cuba fue examinada por este mecanismo en 2009 y 2013 y alegó que había consultado directamente a ministerios, organizaciones de la sociedad civil y otros actores relevantes.

En los dos EPU anteriores, al menos 7 países recomendaron al Estado Cubano promover ampliamente los resultados de los mismos y establecer un mecanismo interinstitucional, con la participación amplia e inclusiva de toda la sociedad civil. El gobierno aceptó la recomendación.

Además se comprometió a celebrar consultas periódicas e integradoras con la sociedad civil en el proceso de seguimiento de las recomendaciones dimanantes de este mecanismo y en la preparación del informe nacional.

Supuestamente un Grupo Nacional creado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, facilita el seguimiento a las recomendaciones aceptadas. Organizaciones comprometidas con el gobierno, confirmaron su participación en la elaboración de los proyecto de informe nacional.

Alegaron además que la sociedad civil de Cuba está integrada por más de 2.000 ONG, incluida las sociales y de masas creadas por ley. Por el contrario, organizaciones independientes que trabajan en la defensa de los derechos humanos, indicaron fueron excluidas de este proceso.

La oficina del Alto Comisionado también elabora un informe para el EPU con las contribuciones de la Sociedad civil del Estado examinado y de otros países. En 2009 recibió comunicaciones presentadas por 326 interlocutores, y en el 2013 por 454. En ambos exámenes contribuyeron ONG de 96 países, un 50% de las naciones registradas en la ONU

Las organizaciones afines al gobierno afirmaron que la mayoría de las recomendaciones emanadas del primer ciclo fueron cumplidas. Las independientes y no reconocidas, alegaron que Cuba no estableció mecanismo para la participación de la sociedad civil, en el seguimiento de las recomendaciones aceptadas, ni difundió los resultados del examen.

Cuba y sus compromisos en relación a los derechos de los reclusos

prision-cuba

Julio Ferrer Tamayo miembro de nuestra organización resultó detenido arbitrariamente el 23 de septiembre de 2016. Lo trasladaron a la Unidad de la policía ubicada en la calle Zanja, Centro Habana,  donde estuvo por 7 días.

Durante ese tiempo, las autoridades nunca registraron su arresto, ni  le hicieron acta de detención.  Tampoco lo presentaron a la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Provincial Popular de La Habana, que según dijeron, lo reclamaba.

Las Reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos son estándares internacionales de obligatorio cumplimiento para todos los Estados. Cubalex recuerda al gobierno cubano su compromiso con los derechos humanos, en su condición de miembro del Consejo.

Según las Reglas mínimas en los lugares de detención deben llevar diariamente un registro con la identidad de las persona detenidas, los motivos de su arresto y la autoridad que lo dispuso, así como el día y la hora de ingreso y de salida. Advierten que ninguna persona podrá ser admitida en los mismos, sin una orden válida de detención.

Ferrer Tamayo alega que todos los calabozos de esa unidad policial están totalmente insalubres. El mal olor es insoportable. No tienen las más elementales condiciones para el aseo personal. “Los detenidos reciben allí el peor trato de los agentes policiales”, Agregó.

Los Principios para la protección de todas las personas sometidas a cualquier forma de reclusión, establecen que ninguna persona privada de libertad será sometida a tortura o a tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes. Las Reglas mínimas además establecen que los locales de reclusión deberán satisfacer las exigencias de la higiene.

Un principio internacional establece que los Estado cuyas normas para la protección de las personas privadas de libertad, no estén a la altura de las Reglas mínimas deberá adoptarlas e incorporarlas en su legislación nacional y aplicarlas en la administración de las instituciones penales y correccionales.

Cubalex conmemora la intervención de Cuba en el segundo ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) el 1º de mayo de 2013. En esa oportunidad  el Estado aceptó y se comprometió voluntariamente a implementar las 230 recomendaciones a nivel interno, formuladas por los miembros del Consejo de Derechos Humanos.

En relación con los derechos de las personas privadas de libertad, Cuba aceptó 10 recomendaciones. Se comprometió a “promover principios de justicia equitativos y acordes con las normas internacionales, especialmente revisando la legislación sobre la detención preventiva y su aplicación”.

También se obligó a implementa las “medidas necesarias para garantizar el derecho de toda persona privada de libertad a acceder a un recurso inmediato, que le permita impugnar la legalidad de esa detención”.

Cubalex condena actos de hostigamientos contra movimiento político Somos+

sd73zdn1

Cubalex denuncia y condena la utilización de la ley por parte de las autoridades cubanas como arma de represión contra organizaciones independientes de la sociedad civil, especialmente contra el movimiento político Somos +.

Efectivos de la seguridad advirtieron a Joanna Columbie, Directora de la Academia 1010 de la organización, que no podía realizar actividades de formación sin licencia. Además impidieron  a varios de sus miembros participar en reuniones programadas a partir del pasado 20 de noviembre.

El gobierno utiliza normas legales relacionadas con el trabajo por cuenta propia para justificar su nueva ola represiva contra opositores políticos, abogados, activistas y periodistas, que individualmente o integrados en organizaciones no registradas, trabajaban en defensa de los derechos civiles y políticos.

Nuestra organización, el pasado 23 de septiembre, fue víctima de un ilegal allanamiento y decomiso de sus medios de trabajo. Cinco instituciones del estado penetraron en nuestra sede, bajo la justificación de que no teníamos licencia para ofrecer asesoría legal gratuita y realizábamos una actividad económica ilícita.

Órganos de tratado, Grupos de Trabajo y Relatores Especiales de Naciones Unidas han expresado su preocupación por las privaciones arbitrarias de la libertad, persecución, tortura, tratos degradantes y creciente violencia contra defensores de los derechos humanos. Solicitaron al Gobierno, remedie esa situación, que persiste hasta la fecha y se incrementa.

Al menos 6 integrantes de Somos + resultaron detenidos arbitrariamente y  4 de ellos deportados a sus provincias de residencia. Las autoridades aplicaron el Decreto 217 “De Regulaciones migratorias internas para Ciudad de la Habana”, que restringe la libertad de circulación a cubanos.

Este ordenamiento exige solicitar permiso a autoridades administrativas para permanecer en la capital por más de 30 días. Las autoridades ejercen arbitrariamente su poder, arrestan y deportan a su lugar de origen, a quienes no tengan dirección legal reconocida en la Habana. El decreto es utilizado especialmente para impedir la movilidad a defensores de derechos humanos.

Cubalex insiste recordar al Estado cubano sus obligaciones en materia de derechos humanos, así como el compromiso asumido ante el Consejo de Derechos Humanos que actualmente integra. En los Exámenes Periódicos Universal de 2009 y 2013, Cuba aceptó recomendaciones relacionadas con el goce efectivo del derecho de igualdad y no discriminación.

Se comprometió a continuar con actividades positivas para eliminar, de conformidad con las obligaciones y compromisos internacionales, todas las formas de discriminación, seguir reforzando su política para promover el desarrollo y disfrute de los derechos humanos por todos los cubanos, y asegurar la plena igualdad de todos sus ciudadanos.

A %d blogueros les gusta esto: