La discriminación de una sociedad civil diferente

El Estado cubano no niega su existencia. Al tiempo que reconoce una parte de la sociedad civil ella, criminaliza y deslegitima el trabajo de las organizaciones que han surgido espontáneamente y son autónomas.

Afirma que las personas defensoras de derechos humanos están masivamente agrupadas en las miles de organizaciones de reconocida trayectoria a nivel nacional.

Sin embargo, omite que sus liderazgos ocupan cargos dentro de la estructura del único partido reconocido y puestos en el aparato estatal.

Por el contrario, los grupos que dentro de la sociedad civil surgen espontáneamente y sus miembros tengan una opinión política o de otra índole en contra de los intereses de la élite política, son discriminados.

Les niega el derecho a registrarse, obligándolos a operar informalmente.

Los acusa de mercenarios y terroristas porque reciben financiamiento principalmente del gobierno de los Estados Unidos, y por ende, de atentar contra los derechos al desarrollo, la paz y la libre determinación.

Lamentablemente, la Constitución de la República excluye la opinión política o de otra índole como motivo de discriminación. 

Salud y educación gratuita contra igualdad y no discriminación

salud-y-educacion-gratuita-contra-igualdad-y-no-discriminacion

Los 4 estudiantes hicieron su tarea. Después de un intenso debate, de agregar y quitar palabras eligieron el mejor Tweet. #Cuba, Élite del PCC con el fin de mantener el poder, nos impide participar en la vida económica, a través de la Ley de Inversión Extranjera. El profesor los felicitó.

Continuó su clase relatando la historia de Amer, un hombre emprendedor que tiene una brigada de la construcción. Su equipo brinda servicios de remodelación y restauración de vivienda. Sus clientes están complacidos y tiene mucha demanda.

Él es arquitecto. Su equipo está integrado por plomeros, electricistas y albañiles. Un médico se encarga de la protección e higiene del trabajo de los miembros de su brigada y un ingeniero civil dirige las obras de construcción, después que él elabora los planos. Sus clientes están complacidos y tiene mucha demanda.

Cuando Amer solicitó la licencia para ejercer el trabajo por cuenta propia en esta actividad, omitió su profesión. Los profesionales universitarios no pueden ejercer actividades económicas relacionadas con la especialidad en la que se graduaron en las instituciones de nivel superior.

El contador de su equipo fue trabajador social. La Ley también le impide, al igual que a los técnicos en especialidades de Salud y Educación, ejercer la iniciativa económica privada, mediante el autoempleo. ¿Saben porque el Estado les impuso esas prohibiciones?, preguntó el profesor.

No, contestaron todos. Los servicios de salud y educación son gratuitos y los profesionales tienen asegurado el empleo en el sector estatal, donde tienen la obligación de trabajar. El estado costeó sus estudios y formación profesional total y gratuitamente.

¿Tiene el estado derecho a impedirle a los profesionales, trabajadores sociales y técnicos en especialidades de salud y educación, disfrutar el derecho a ganarse la vida mediante un trabajo libremente escogido o aceptado, porque les garantiza salud y educación gratuita?

No, contestaron todos. El profesor repitió la pregunta del día anterior ¿Crees que se trate de una violación de un derechos humanos? Si, respondieron todos ¿Cuál? volvió a preguntar.  Un silencia de tres segundos y antes de que comenzara el fuego a piedra, el mismo contestó: igualdad y no discriminación.

Ningún estado puede justificar, que viola un derecho, bajo el argumento de que garantiza otros. La obligación de adoptar medidas legislativas para garantizar que los derechos humanos se ejerzan sin discriminación, no exige ni excluye un específico sistema político o económico. Explico el profesor para concluir su clase.

Relean el artículo del Código Penal, que mencione en la tarea de ayer y en un Tweet, expliquen en qué forma el estado obstaculiza el pleno desarrollo del pueblo cubano y si esto puede tipificar el delito del “Crimen del Apartheid”. Nos vemos el próximo miércoles. ¡No falten!

El Apartheid cubano

883431b0-fb9f-4869-819c-2591d9e90956_cx0_cy59_cw0_w987_r1_s_r1

En Cuba no hay condiciones para el ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales. La afirmación es fácilmente rebatida, “todos los cubanos tenemos salud y educación gratuita”. Continuemos el debate con otra pregunta: ¿Quien decidió que no podíamos invertir en un hotel o formar empresas mixtas con el estado?

Primero un silencio absoluto y luego un bombardeo a piedras. ¡Al fin Pedro tiró un chícharo! La Asamblea Nacional o el Consejo de Estado que son los que dictan las leyes, respondió dudoso.

¿Has leído en alguna ley que los cubanos no pueden invertir en la economía nacional?, preguntó el profesor. No, pero la ley se llama de inversión extranjera, se supone que solo ellos pueden participar en la economía nacional al mismo nivel del gobierno, contestó.

¿Es justo? Le volvió a preguntar. No, aseveró ¿Crees que se trate de una violación de derechos humanos? Continuó interrogándolo. No sé, respondió contrariado. Se le acercó y le dio dos golpecitos en el hombro.  Si, el estado al excluirnos, nos discrimina, le dijo mientras lo miraba y asentía con la cabeza.

“Todos tenemos derecho a la igualdad y la no discriminación. Es un derecho universalmente reconocido”, explicaba el profesor mientras caminaba de lado al lado del local improvisado como aula. Los críticos de esta ley la llaman el Apartheid cubano ¿Sabían que es un delito en el Código Penal vigente en Cuba?

Les dejo su primera tarea, lean el inciso b) del apartado 1 del artículo 120 del Código Penal. Explique en 140 caracteres, es decir, en un Tweet, si la situación que acabamos de describir podría tipificar el delito del “Crimen del Apartheid”. Nos vemos el próximo miércoles. ¡No falten!