La discriminación de una sociedad civil diferente

El Estado cubano no niega su existencia. Al tiempo que reconoce una parte de la sociedad civil ella, criminaliza y deslegitima el trabajo de las organizaciones que han surgido espontáneamente y son autónomas.

Afirma que las personas defensoras de derechos humanos están masivamente agrupadas en las miles de organizaciones de reconocida trayectoria a nivel nacional.

Sin embargo, omite que sus liderazgos ocupan cargos dentro de la estructura del único partido reconocido y puestos en el aparato estatal.

Por el contrario, los grupos que dentro de la sociedad civil surgen espontáneamente y sus miembros tengan una opinión política o de otra índole en contra de los intereses de la élite política, son discriminados.

Les niega el derecho a registrarse, obligándolos a operar informalmente.

Los acusa de mercenarios y terroristas porque reciben financiamiento principalmente del gobierno de los Estados Unidos, y por ende, de atentar contra los derechos al desarrollo, la paz y la libre determinación.

Lamentablemente, la Constitución de la República excluye la opinión política o de otra índole como motivo de discriminación. 

Los riegos de defender los derechos humanos en Cuba

En los ciclos del Examen Periódico Universal (EPU), celebrados en 2009 y 2013, el Estado cubano rechazó 32 recomendaciones que lo exhortaban a poner fin a la represión contra las personas defensoras de derechos humanos y levantar las restricciones que impiden la libre expresión, opinión, asociación, reunión y manifestación pacífica.

Miembros del Consejo de Derechos Humanos le sugirieron asegurar a las mismas, un entorno seguro, libre e independiente, para realizar sus actividades, sin riesgo de acoso, intimidación, persecución o violencia.

Le recomendaron que se abstuviese de abusar de las disposiciones penales, para  reprimirlas y hostigarlas.  Además que adoptara todas las medidas necesarias, incluido un examen de su legislación, para asegurar que todos los casos de agresiones contra ellas, fuesen investigados por órganos independientes e imparciales.

El Estado cubano objetó estas recomendaciones, bajo el argumento de que eran incompatible con el ejercicio de su derecho a la libre determinación; porque las mismas ponían en práctica una política concebida por una superpotencia extranjera, con el objetivo de destruir su sistema político, económico, y social.

No obstante, el gobierno alega que en el país, los defensores de los derechos humanos son protegidos, en condiciones de igualdad y actúan con total libertad y sin restricción alguna que sea incompatible con los instrumentos internacionales de derechos humanos.

Agrega que estos son los millones de personas que en Cuba están agrupadas en miles de organizaciones, y que cuentan con todas las garantías para el ejercicio de sus derechos. No necesitan, protección distinta a la de cualquier persona con ciudadanía cubana. No son objeto de amenaza, no corren peligro, ni enfrentan la eventualidad de acto violatorio alguno por el desarrollo de sus actividades.

Cuba niega el trabajo de defensa de los derechos humanos de la sociedad civil informal 

La defensa y promoción de los derechos humanos en el mundo depende del trabajo en el terreno que realizan las organizaciones de la sociedad civil, documentando violaciones de derechos humanos.

No importa si el contexto interno de un país es más o menos represivo, o si el régimen es más o menos democrático. La sociedad civil es la que vigila la aplicación e implementación universal y efectiva de los derechos humanos.

Estas organizaciones son mediadores entre los individuos y el Estado, y un pilar esencial para el fortalecimiento y consolidación de las democracias y el Estado de Derecho. Sin sociedad civil, no hay Estado legítimo.

Lamentablemente sus miembros, a menudo se exponen a peligros. Muchas veces son torturados y sometidos a tratos inhumanos y degradantes, incluso asesinados. Están en situación de vulnerabilidad en todo el mundo, por las restricciones indebidas a la libertad de opinión, expresión, reunión pacífica y asociación

De los 43 mandatos temáticos de los procedimientos especiales de Naciones Unidas, los relatores que se ocupan del ejercicio de los derechos antes mencionados, son quienes más comunicaciones envían a los Estados. Cuba no es la excepción. Estas relatorías fueron las que más comunicaciones les enviaron, ya sea de manera individual o en forma conjunta, entre 2011 y 2016.  

Sin embargo, el Estado cubano discrepa de la caracterización que realizan los relatores sobre las personas que integran las organizaciones defensoras de los derechos humanos en Cuba. Consideran inadmisible que internacionalmente las reconozcan como tal y parte de la sociedad civil cubana.

Agrega que tienen como objetivo, transgredir abiertamente las leyes, socavar, subvertir y destruir el sistema político y social, el ordenamiento jurídico y constitucional interno, establecido de forma soberana por la nación cubana, actuando en contra de los propósitos y principios consagrados en los instrumentos internacionales sobre derecho humanos.

Asegura que transitaron de invasores a terroristas, y se escudan bajo el manto de defensores  de derechos humanos. Afirma que reciben financiamiento proveniente del gobierno de Estados Unidos, para fabricar pretextos que justifiquen su política de hostilidad, bloqueo y agresiones contra Cuba.

El gobierno niega el trabajo de defensa de los derechos humanos que realizan las organizaciones de la sociedad civil informal, mediante el descrédito, para aumentar su situación de vulnerabilidad. 

Salud y educación gratuita contra igualdad y no discriminación

salud-y-educacion-gratuita-contra-igualdad-y-no-discriminacion

Los 4 estudiantes hicieron su tarea. Después de un intenso debate, de agregar y quitar palabras eligieron el mejor Tweet. #Cuba, Élite del PCC con el fin de mantener el poder, nos impide participar en la vida económica, a través de la Ley de Inversión Extranjera. El profesor los felicitó.

Continuó su clase relatando la historia de Amer, un hombre emprendedor que tiene una brigada de la construcción. Su equipo brinda servicios de remodelación y restauración de vivienda. Sus clientes están complacidos y tiene mucha demanda.

Él es arquitecto. Su equipo está integrado por plomeros, electricistas y albañiles. Un médico se encarga de la protección e higiene del trabajo de los miembros de su brigada y un ingeniero civil dirige las obras de construcción, después que él elabora los planos. Sus clientes están complacidos y tiene mucha demanda.

Cuando Amer solicitó la licencia para ejercer el trabajo por cuenta propia en esta actividad, omitió su profesión. Los profesionales universitarios no pueden ejercer actividades económicas relacionadas con la especialidad en la que se graduaron en las instituciones de nivel superior.

El contador de su equipo fue trabajador social. La Ley también le impide, al igual que a los técnicos en especialidades de Salud y Educación, ejercer la iniciativa económica privada, mediante el autoempleo. ¿Saben porque el Estado les impuso esas prohibiciones?, preguntó el profesor.

No, contestaron todos. Los servicios de salud y educación son gratuitos y los profesionales tienen asegurado el empleo en el sector estatal, donde tienen la obligación de trabajar. El estado costeó sus estudios y formación profesional total y gratuitamente.

¿Tiene el estado derecho a impedirle a los profesionales, trabajadores sociales y técnicos en especialidades de salud y educación, disfrutar el derecho a ganarse la vida mediante un trabajo libremente escogido o aceptado, porque les garantiza salud y educación gratuita?

No, contestaron todos. El profesor repitió la pregunta del día anterior ¿Crees que se trate de una violación de un derechos humanos? Si, respondieron todos ¿Cuál? volvió a preguntar.  Un silencia de tres segundos y antes de que comenzara el fuego a piedra, el mismo contestó: igualdad y no discriminación.

Ningún estado puede justificar, que viola un derecho, bajo el argumento de que garantiza otros. La obligación de adoptar medidas legislativas para garantizar que los derechos humanos se ejerzan sin discriminación, no exige ni excluye un específico sistema político o económico. Explico el profesor para concluir su clase.

Relean el artículo del Código Penal, que mencione en la tarea de ayer y en un Tweet, expliquen en qué forma el estado obstaculiza el pleno desarrollo del pueblo cubano y si esto puede tipificar el delito del “Crimen del Apartheid”. Nos vemos el próximo miércoles. ¡No falten!

Traficantes “De Derechos Humanos” en la Habana

traficantes-ddhh-en-la-habana

Viernes 23 de septiembre de 2016, en Cubalex,  los defensores de derechos humanos en tenían la alegría de cada días. Entre saludos, sonrisas, una buena taza del acostumbrado café ya se disponían a trabajar.

Un miembro de la organización avisó que algo raro sucedía en el entorno, oficiales de la seguridad del Estado, vestidos de civil, carros patrullas, y un camión de los llamados “avispas negras” se encontraban cerca de la sede. Luego confirmó era un operativo ellos.

Les cortaron las comunicaciones a todos los defensores y vecinos del lugar. El día daba un giro de más de 180 grados para ellos. Sabían  que se enfrentarían a una maquinaria demoledora. Sus sueños se transformaban en una horrible pesadilla.

La  Fiscal Beatriz llamó a la  puerta, traía una orden de registro. Estaban acusados de actividad económica ilícita. Con ella funcionarios de diferentes instituciones del estado, miembros de la Policía Nacional Revolucionara y Ministerio del Interior, uno de ellos con cámaras de grabación en mano.

La directora de la sede y dueña de la vivienda, solicitó la orden. Notificó  a las autoridades “no cumplía con los requisitos legales”,  negándoles la entrada y sugiriéndoles que  la arreglaran conforme a la ley. Era el momento de enfrentamiento entre poder y experticia.

La respuesta, una sola, entrarían por la fuerza. A golpes rompen candados y yale,   un  despliegue de hombres invaden la sede. ¿La operación era contra un cartel de narcos o terroristas? Ellos, solo eran defensores de derechos humanos.

Dentro, estaban ocho miembros de un equipo cohesionado,  sereno, pacífico. Fueron despojados de sus teléfonos móviles sin explicación alguna. Interrogados de manera individual por las fiscales Sailehs Montero y Beatriz de La Peña la O. Doce largas horas transcurrieron, no los dejaron ingerir sus alimentos.

Sus carteras y mochilas no fueron revisadas. Fue a las 21 horas,  que el Teniente Coronel Juan Carlos Delgado Casanova ordenó un cacheo a cinco defensores, un hombre y cuatro mujeres. Fueron obligados  a desnudarse completamente y realizar tres cuclillas de frente y tres de espalda.

La orden cumplía un propósito, denigrarlos, humillarlos y quebrarlos emocionalmente. Pero el equipo no se quebrantó. Continuaron juntos dando muestras de unidad, seguridad y apoyo entre ellos.

Más de dos meses han transcurrido y aun los continúan llamando para pedirles ayuda. No pueden atenderlos, están bajo investigación, es la explicación que ofrecen. Solo escuchan ¿y ahora yo que hago? ¿Los puedo seguir llamando? ¿Cuándo empiezan? ¿Por qué les hicieron eso? Ojalá me llamen a mí.

Los defensores corren el riesgo de ir a prisión, pero las personas que acudían en busca de su asesoría, han quedado en total desamparo. ¿Seguirán corriendo la misma suerte que antes? ¿O las autoridades harán caso a sus reclamos?.

Cubalex sigue recomendaciones del EPU a Cuba

epu-cuba

Recientemente el Estado cubano fue electo miembro del Consejo de Derechos Humanos (CDH), un hecho que celebró en los medios oficiales de comunicación. Además  informó que se preparaba para elaborar el informe nacional al Tercer ciclo del Examen Periódico Universal (EPU).

El EPU es un mecanismo establecido por el CDH, al que se someten los 192 Estados de Naciones Unidas. Tiene como objetivo, revisar a través de un dialogo interestatal, el cumplimiento de las obligaciones internacionales asumidas en materia de derechos humanos. Se realiza cada 4 años y medios.

Hasta la fecha se han realizado dos ciclos. El tercero comienza en abril de 2017. Cuba fue examinada en 2009 y 2013. En noviembre de 2016 comenzó la consulta para elaborar el informe nacional que debe presentar al CDH en febrero de 2018.  Entre los meses de abril y mayo de ese mismo año, será examinada.

Cubalex acoge con beneplácito que el Estado cubano reitere su apoyo incondicional a este mecanismo. En ambos periodos recibió 381 recomendaciones formuladas al menos por 132 países. Aceptó y se comprometió a implementar el 76% de ellas. Tomó nota del 15% y rechazo el 8%.

No obstante lamenta, que el gobierno no invitara a las organizaciones no registradas, a participar en el proceso de consulta que se inició en noviembre de 2016, para la elaboración su informe nacional al Tercer Periodo del EPU.

En 2013 el gobierno se comprometió a adoptar medidas positivas para promover la participación efectiva de las organizaciones no gubernamentales y las instituciones de la sociedad civil en la adopción de legislación para promover los derechos humanos.

Cubalex tiene a bien recordarle al Estado su compromiso en continuar esforzándose para mantener un diálogo franco, recíproco y genuino en temas de derechos humanos, sobre la base del respeto a la dignidad.

Ese dialogo debe ser primeramente con los cubanos, especialmente con toda la sociedad civil. En ese sentido, le reiteramos nuestra disposición a dialogar y nuestro interés en colaborar en el seguimiento de las recomendaciones aceptadas.

Nueva miniserie de cuentos “De horror y Ministerios”

horror-y-ministerios

Estimados lectores:

De Horror y Ministerios, es  una miniserie de cuentos cortos, basados en las vivencias de los miembros de Cubalex y de las personas atendidas por nuestra organización. Escogimos este género literario para ubicar a nuestros lectores en el mismo tiempo y espacio que viven las personas defensoras de derechos humanos en Cuba. Nuestra intención es trasladarlos a nuestro escenario, compartir nuestras experiencias, y lograr un mejor entendimiento de nuestro trabajo y el contexto en el que lo realizamos.

Durante cinco años, nuestra oficina fue el lugar a donde recurrían personas que entre otras cosas buscaban ser escuchadas. Nos  contaron historias desgarradoras que nos arrancaron las lágrimas. Otras nos hicieron reflexionar acerca de nuestra función como defensores. Aprendimos a mirar con compasión a las personas que ya habían sido juzgadas, a equilibrar nuestras emociones, amar nuestro trabajo.

“De Horror y Ministerios” tiene nombres son ficticios, pero sus historias son verdaderas. Esperamos que los disfruten y nos sigan

Equipo de Cubalex

Mensaje de #FreeFerrer por el día de los Derechos Humanos

julio-ferer

El ilegal y arbitrario proceso judicial al que he sido sometido, pone de manifiesto la política de doble racero que mantienen las autoridades cubanas respecto a la observancia y respeto de los derechos humanos, autoridades que ante los organismos internacionales juran y perjuran cumplir a cabalidad cada uno de los postulados de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuando todos los que residimos en la isla sabemos y es incuestionable que la realidad es completamente distinta.

Saludos

Julio Ferrer

Lesiones en el alma

lesiones-en-el-alma-2

Un 23 de septiembre, en la Habana

una sede de defensores humanos fue allanada

y un Teniente coronel daba la orden

que a cuatro mujeres y un hombre desnudaran

¡Desnúdate!

fue la frase escuchada,

mis labios con fuerzas apretaba,

mi cerebro se negaba a procesar la orden,

observé sus manos sobre tonfa y revolver

al tiempo que repetía  sus palabras,

-¡desnúdate, tienes que hacerlo!-

Aún recuerdo sus palabras

Sentí se me apretaba el pecho,

un salto en el estómago

me ardía la cara,

los labios me temblaban

ya me sabía humillada y abusada

pero ella era la ley,

el poder todo de su lado

le habían dado una orden,

y la cumplía

el daño causado no les importaba

La vergüenza, la ira, la impotencia

hizo mis movimientos más pesados

“nada puedes hacer, me dije entonces,

que no sea aguantar este  ultraje sobrado

mientras sentía la vida me quebraban

A otras tres mujeres desnudaban

y entre ellas, mi hija se encontraba

al saberlo, sentí un nudo en mi garganta

la rabia recorrió todo mi cuerpo

mis mandíbulas con rabia yo apretaba

me sentí leona presa y enjaulada

que a su cachorro defender ya no podía,

el odio en mi interior me abrasó el alma

la soberbia se hizo dueña de mi cuerpo

la angustia el alma me calaba

cuando el dolor me dejó sin lágrimas

 

Daño sufrido, furia acumulada

Nos dejaron lesiones en el alma

El Apartheid cubano

883431b0-fb9f-4869-819c-2591d9e90956_cx0_cy59_cw0_w987_r1_s_r1

En Cuba no hay condiciones para el ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales. La afirmación es fácilmente rebatida, “todos los cubanos tenemos salud y educación gratuita”. Continuemos el debate con otra pregunta: ¿Quien decidió que no podíamos invertir en un hotel o formar empresas mixtas con el estado?

Primero un silencio absoluto y luego un bombardeo a piedras. ¡Al fin Pedro tiró un chícharo! La Asamblea Nacional o el Consejo de Estado que son los que dictan las leyes, respondió dudoso.

¿Has leído en alguna ley que los cubanos no pueden invertir en la economía nacional?, preguntó el profesor. No, pero la ley se llama de inversión extranjera, se supone que solo ellos pueden participar en la economía nacional al mismo nivel del gobierno, contestó.

¿Es justo? Le volvió a preguntar. No, aseveró ¿Crees que se trate de una violación de derechos humanos? Continuó interrogándolo. No sé, respondió contrariado. Se le acercó y le dio dos golpecitos en el hombro.  Si, el estado al excluirnos, nos discrimina, le dijo mientras lo miraba y asentía con la cabeza.

“Todos tenemos derecho a la igualdad y la no discriminación. Es un derecho universalmente reconocido”, explicaba el profesor mientras caminaba de lado al lado del local improvisado como aula. Los críticos de esta ley la llaman el Apartheid cubano ¿Sabían que es un delito en el Código Penal vigente en Cuba?

Les dejo su primera tarea, lean el inciso b) del apartado 1 del artículo 120 del Código Penal. Explique en 140 caracteres, es decir, en un Tweet, si la situación que acabamos de describir podría tipificar el delito del “Crimen del Apartheid”. Nos vemos el próximo miércoles. ¡No falten!

A %d blogueros les gusta esto: