Nuestra historia

El Centro de Información Legal Cubalex se fundó el 10 de diciembre de 2010, en la Habana, Cuba, pero actualmente la mayoría de sus miembros se encuentran refugiados en diferentes regiones de los Estados Unidos.

Su Staff tiene 6 años de experiencia de trabajo, en un contexto altamente represivo, en el cual ofreció asesoría legal en 3 provincias del país, un servicio innovador y transformador para la comunidad, del cual se beneficiaron mayormente personas privadas de libertad.

Cubalex interactuó con las autoridades nacionales a través de las denuncias. Hizo incidencia en actores internacionales que tenían la capacidad de dialogar, negociar y llegar a acuerdos con el gobierno, suministrándole información sobre el sistema legal. Además, intentó dialogar con las autoridades nacionales, presentándole tres propuestas claves de reforma a la Ley Electoral.

El equipo de trabajo sufrió represión por presentar informes temáticos sobre la situación de los derechos humanos en la isla a organismos internacionales. Fueron desacreditados y sus sedes robadas y allanadas.

El gobierno les negó el derecho a legalizarse y registrarse como ONG. Intentaron litigar estratégicamente en la vía administrativa, judicial y del sistema de queja, con las instituciones nacionales que los hostigaban, bajo el argumento que sus actividades atentaban contra los “intereses generales de la nación”.

El 23 de septiembre de 2016, cinco instituciones del Estado violentaron el inmueble donde estaba ubicada la sede principal de la organización en la Habana, ocuparon todos los medios de trabajo, documentos internos y de las personas que atendían, bajo el argumento que estaban realizando una actividad económica ilícita.

La Fiscalía General de la Republica notificó el inicio de una investigación administrativa con consecuencias penales si comprobaban la existencia de delitos. Debido al incremento de los riesgos para la seguridad personal y libertad, el equipo de trabajo se refugió en los Estados Unidos, desde donde Cubalex continúa enfocándose en la atención especializada a la situación de vulnerabilidad de defensores y defensoras de derechos Humanos en la Isla.