¿CDR órganos laxos?

Domingomonterrojo nos dejó un comentario, en el que crítica  las tres propuestas presentadas por Cubalex al Partido Comunista de Cuba (PCC). “El argumento de que los CDR ejercen una presión para que sean gente del Partido o “integrados” se derrumba, afirmó. Según el comentarista “son órganos bastante laxos”

Coincidimos en que los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) son órganos y no una organización, aunque no compartimos su opinión respecto a que están mustios y caídos. Por el contrario tienen una incidencia y control efectivo sobre la sociedad cubana.

Cubalex sostiene que los cubanos evitan manifestar sus preferencias políticas porque temen  a consecuencias negativas en sus vidas. Están  obligados a integrar las organizaciones sociales y de masa, a través de las cuales la élite partidista los controla.

Ilustramos nuestra afirmación haciendo una pregunta ¿Usted requiere un nuevo empleo? ¿Sus hijos aspiran a una carrera universitaria? Entonces, si vive en Cuba necesita el aval del Presidente del CDR o de un militante del PCC. Tiene que demostrar que es una persona “integrada” al proceso revolucionario.

Los lectores que no conocen como funciona nuestro sistema social, preguntarán ¿Qué es ser una persona integrada revolucionariamente? Le respondemos. Ser miembro de todas las organizaciones sociales y de masa y cotizar por su membresía. Hacer todas sus guardias cederista,  asistir a los desfiles del “1ro de Mayo” y a cada movilización.

Las actividades no son obligatorias, pero todos saben lo que le conviene. Por eso una persona “integrada” firma en su cuadra o en su trabajo o en la escuela, el compromiso de fidelidad a la “Revolución y al Socialismo”. Esta dispuesto a integrar las Brigadas de Respuesta Rápida.

No importa si es un domingo,  una persona “integrada”, no pone reparo para participar en un mitin de repudio. Se viste con un pulóver rojo y para el montón de gente. Allí están esas personas de edad de las que domingomonterojo habla, los que fomentan “la unidad del barrio,… sin distinguir sexo, raza o religión”, excepto la opinión política.

Cuando una persona “integrada” participa en acto “de reafirmación revolucionaria”, grita frases amenazantes, como “machete que son poquitos”. No se preocupa si comete un delito de amenazas o contra el orden público.

Vocifera ofensas sexista, de tipo racial, y relacionadas con la orientación sexual. Escupe y hace gestos obscenos y ademanes sexuales. Mientras canta alabanzas a la revolución cubana y sus líderes, agrade con armamentos rustico, un palo, una cabilla o azota con cables.

Ya lo dijo el Secretariado Ejecutivo Nacional  de los CDR, “Desde su fundación hace 56 años por el líder de la Revolución, no ha habido un solo acontecimiento histórico en que los Comités no hayan participado de forma sobresaliente, para demostrar apoyo irrestricto al Partido Comunista de Cu­ba, a Fidel y a Raúl”.

Si para tener o mantener el empleo, aspirar a una carrera o graduase en la universidad, una persona “integrada” necesita morder, pinchar o fracturar huesos y cráneos, lo hará. “Las tareas de defensa de la nación y las conquistas del socialismo”, están por encima de la vida y la integridad corporal. ¿Está seguro domingomonterrojo que los CDR son órganos laxos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s