Ni derechos, ni humanos

rejas

Foto: Internet

Por Lic. Edilio Hernández Herrera

La Habana, Cuba, 4 de Mayo de 2016.- En estos días de disímiles interpretaciones y manipulaciones de los derechos humanos en Cuba, tanto por el Gobierno cubano, como algunos gobiernos  extranjeros,  organizaciones sociales y de masas cubanas, muchos ciudadanos y otros pocos verdaderamente libres, han demostrado una vez más que las verdades son relativas, sobre todo cuando se trata de los ultra repetidos derechos o conquistas de salud, trabajo y educación, podemos arribar a varias conclusiones:


1-   Que los ciudadanos cubanos tenemos derechos a nacer, pero no a alimentarnos, vestirnos, recrearnos, informarnos cuando crecemos.

2-   Que los ciudadanos  de la tercera edad pudieran sobrevivir hasta los 78 años, pero, sin alimentación balanceada, ausencia de calorías correspondientes, además sin disfrutar, viajar, disponer, ayudar, debido a que su pensión es inferior a 15 dólares mensuales.

3-   Que existe un médico por cada 400 habitantes, pero, son estadísticas virtuales, porque entre consultorios cerrados, médicos contratados en el exterior y Centros sin condiciones para trabajar, la atención es cada vez peor, a esto súmenle, que la falta de recursos y equipos en las provincias, sobrecargan el servicio en los hospitales en La Habana, con su correspondiente afectación de la calidad.

4-   Los derechos de la mujer trabajadora (las que más sufren en esta historia), son también falacias que en Cuba no engañan a nadie. No se les tiene  consideración por su doble faena centro laboral-casa, ni estipendios para estimularlas a procrear, prestaciones comerciales en ventas de electrodomésticos, (las Espín nunca pudieron hacerle la vida más humana, ni más fértil a sus congéneres para garantizar las fuerzas productivas del mañana), teniendo en cuenta que en cada comunidad existen una filial FMC y un Centro de atención sexual.

5-   De los trabajadores, ya hemos escrito, (ver Plusvalía en Cuba y Sindicato y Explotación), solamente recordar que los salarios están por debajo del límite de pobreza. El salario mínimo en Cuba es el más bajo del mundo, y los que tienen mejores contratos el Estado le quita más de la mitad de su paga, además se prohíben hacer huelga,   sindicalizarte libremente, siendo Cuba miembro de la OIT y firmante de los Convenios 87 y 98 sobre este tema.

Los artículos primeros  de la Constitución cubana y la Declaración Universal de los DDHH, dicen:

Artículo 1.- Cuba es un Estado socialista de trabajadores, independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos, como república unitaria y democrática, para el disfrute de la libertad política, la justicia social, el bienestar individual y colectivo y la solidaridad humana.

Artículo 1- Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Otra información obtenida fue que   grandes Corporaciones monopólicas cubanas, como CIMEX, Tiendas TRD, ETECSA, TRANSVAL, entre otras, de la noche a la mañana pertenecen al Sistema de Dirección Empresas de las FAR, violándose todo tipo de transparencia, democracia y legalidad respecto a las funciones, atribuciones y deberes de este Ministerio integrante como uno más de los Organismos de la Administración del Estado, artículo 72 del Decreto Ley 67, de abril de 1983, no apareciendo por supuesto ninguna relativa a administrar Grupos empresariales civiles, mucho menos   comerciales turísticas como Gaviota y sus derivados, Almacenes y Tiendas como las TRD, CIMEX, hasta empresas contratantes y empleadoras de capital humano hacia África.

En los últimos meses han llegado nuevos casos a nuestra Asociación relacionados con desamparos o estado de indefensión de trabajadores de las debido fundamentalmente a que en sus litigios laborales intervienen  Fiscalía militar, y regulaciones aplicables a militares o trabajadores civiles de la FAR, desconocidas y convenientemente engavetadas por sus funcionarios del área de Recursos Humanos.

Cuando indagamos sobre sus contratos o convenios, en ninguno aparece su aprobación como trabajadores civiles de la FAR, ni tampoco los trabajadores de esta Empresas tienen acceso a la documentación contentiva de sus deberes y derechos, los pocos que la exigen, son vistos de mala gana y se podrían tomar represalia con ellos. La cadena de violaciones deriva consecuencias desfavorables a los trabajadores en tres aspectos fundamentales. Uno, el abuso de autoridad a que son sometidos constantemente en sus funciones laborales. Dos, las pocas garantías y protección jurídicas y sindicales en cuanto a   sus  derechos como trabajadores. Tres, cuando alcanzan sus reclamos a los Tribunales de Militares de Justicia, nunca éstos se enfrentan al poder, ni analizan el fondo del litigio laboral reconociendo sus verdades, todo lo contrario, le arrebatan su confianza, sus razones y su empleo.

Recordando a Ignacio Agramonte , “..Por el contrario, el Gobierno que con una centralización absoluta destruya ese franco desarrollo de la acción individual y detenga la sociedad en su desenvolvimiento progresivo, no se funda en la justicia y en la razón, sino tan sólo en la fuerza;”

La triste conclusión es que los cubanos no somos ciudadanos, pues no nos reconocen ni humanos ni derechos.

 

4 comentarios

  1. Es lamentable que los que luchan contra el castrismo, sean personas tan brutas. Este artículo pudiera gustar en algo, pero sus errores de redacción son más grandes que la propia dictadura.

    Y por si fuera poco, me da la impresión que el autor es un habanero con complejos de superioridad…

    ¡¡De esta forma nunca vamos a lograr atrer muchos a la causa anticastrista!!

    Me gusta

  2. Es bochornosa la desfachatez que tienen para presentar este supuesto Centro de información Legal como una Asociación para promocionar y defender legalmente los derechos humanos en Cuba. Lo que hay detrás de esto es un negocio financiado por la moribunda mafia miamense, que no sabe a qué asirse y utiliza a personas de nulos principios éticos y muchas ganas de enriquecerse. Cuánta hipocresía.

    Me gusta

  3. nos encanta el trabajo que hacen

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: